LAS LUCIÉRNAGAS

Hay quien necesita irse lejos para encontrar lo que tenía cerca. Hay quien busca mucho tiempo fuera lo que un día, con suerte, descubre que siempre había estado dentro. Hay quien buscando luz, un poco de claridad, sigue la de los faros, busca interruptores o el destello de quien usa una linterna… Y cuando llega el tiempo en que se permite descansar y darse un respiro, resulta que se da cuenta de que nunca había estado a oscuras porque es una luciérnaga.

¿Seremos como las luciérnagas?
¿Será que cada uno tiene su propia luz…aun cuando no se la encuentra?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies